En cualquier reto o actividad que una empresa enfrenta día con día, un software personalizado o a la medida puede convertirse en un activo importante para que la empresa funcione de manera más efectiva, ya que es una solución innovadora para mejorar notablemente diferentes aspectos de una empresa. El software a la medida consiste en un desarrollo especialmente diseñado para un cliente en particular, teniendo en cuenta sus propios requerimientos y la política de su empresa o negocio.